domingo, 11 de enero de 2015

Las presentaciones en nuestra vida.


La verdad es que llega un momento en el cual todos nos replanteamos si las presentaciones que realizamos para clase están siendo realmente adecuadas. En mi caso, cuando llegué a la universidad, me encontraba lejos de mi hogar, con nuevos compañeros (algunos me doblaban la edad) y cero creatividad, por lo que la elaboración de presentaciones orales y escritas me aterrorizaba. 

También creo que todos nos hemos convencido de la siguiente idea para todo tipo de trabajos:

    + CANTIDAD = + RESULTADOS

Pero durante mi periodo universitario he aprendido un nuevo concepto: CALIDAD. Es una palabra que está presente en nuestro día a día, siempre oímos hablar de calidad para referirnos a electrodomésticos, a comida, a fotografías... ¿y de trabajo?

Creo que no es necesario seguir extendiéndome con este tema, y prefiero que veáis este vídeo (dura 4 minutos) para que comprendáis la cantidad de torturas hemos creado (sin ánimo de ofender, yo me siento identificada)

 Don McMillan resume de manera sarcástica y en pocos minutos algunos de los errores más comunes al crear una presentación de PowerPoint. 


Cómo NO hacer una presentación

No hay comentarios:

Publicar un comentario